Cuidado de tus pies si tienes diabetes

La diabetes puede dañar los nervios y vasos sanguíneos de tus pies y, en consecuencia, ocasionar que pierdas sensibilidad y, por tanto, la capacidad de percibir al 100% si tus pies necesitan un cuidado especial debido a una herida o ampolla, por ejemplo.

Cuidado de tus pies

La clave está en prevenir. Es importante que controles la tensión de los dedos de tus pies y que revises cada rincón de la zona (entre los dedos, la planta y el talón) para comprobar que no tienes algún roce o herida. Puedes ayudarte de un espejo para no perder detalle. Además, es esencial una buena higiene diaria e hidratación, así como utilizar una talla de calzado adecuada, evitar el consumo de alcohol y tabaco y mantener unos niveles correctos de azúcar.

No cuesta tanto esforzarte en el cuidado de tus pies, pues ya sabes lo que dicen: más vale prevenir que curar.

 

 

Elegir un buen calzado para trabajar

Elegir el calzado para trabajar más adecuado en cada caso es fundamental a la hora de evitar infecciones derivadas del trabajo. Repasamos algunas claves.

6 tips para elegir el calzado adecuado para trabajar

1. Zapato con suela de goma gruesa y altura no superior a 4 centímetros

Es muy importante que el zapato nos haga sentir seguros. Los zuecos sanitarios, por ejemplo, son la opción perfecta.

2. Transpirable, realizado con materiales naturales

Evitaremos hongos y olor de pies.

3. Que respete el ancho del pie

Eliminaremos el dolor de pie o los juanetes.

4. Cambrillón rígido

El calzado flexiona con mayor facilidad y se evitan torsiones.

5. Con escotadura

Para evitar rozaduras en el talón.

6. Puntera resistente

Para trabajos en construcción, metalurgia o industria.

Sin duda, conocer cuál es el calzado para trabajar más adecuado, nos evitará muchos problemas en una de las partes más delicadas de nuestro cuerpo.

 

¿En qué afecta tener los pies planos?

Tener los pies planos es una condición que se tiene hasta cumplir los tres o cuatro años. Es a partir de esta edad (y hasta los quince años) cuando empiezan a desarrollarse los huesos de los pies. Pero, en ocasiones, esta característica podológica continúa en la edad adulta; y, por tanto, los pies no son lo suficientemente firmes como para desarrollar el arco de la planta del pie. Aunque, en general, esto no causa dolor, puede influir a la hora de realizar algún deporte o caminar distancias largas.

Cuidado de los pies

Es importante acudir a un especialista que sepa cómo tratar las molestias ocasionadas por los pies planos. El uso de un calzado específico, con suela anatómica, ergonómica y flexible, será clave para conseguir caminar de una forma correcta y cómoda. No hay que olvidar que los pies sujetan el peso de todo el cuerpo y merecen un cuidado adecuado.

 

Mima tus pies en verano

Ya se acaba la época estival, pero seguro que a parte de disfrutar del sol y la playa, hemos notado que nuestros pies han sufrido el calor y la sequedad por roces o falta de nutrición. En verano debemos cuidar nuestros pies más que nunca, toma nota de estos sencillos consejos para recuperar la salud en tus pies.

Consejos para mimar tus pies en verano

– Hidrata los pies a diario y exfolia la zona, al menos, una vez por semana.

– No te olvides de beber mucho líquido para evitar la sequedad de la piel.

– Presta atención a los talones y masajéalos con aceite de oliva por las noches.

– Hazte la pedicura para tener unas uñas sanas y eliminar cutículas.

– Para evitar la hinchazón, baños en agua tibia con sal y cremas mentoladas que refrescarán tu piel.

Ya sabes, no dejes pasar estos consejos, porque tus pies te lo agradecerán ¡Pruébalos desde ya!

 

Los pies hinchados y retención se líquidos

Los pies hinchados es una dolencia muy habitual en nuestros días y que padece un gran número de personas. Normalmente, se debe a retención de líquidos y, aunque no está considerada una enfermedad, hay que acudir al especialista si empieza a ser habitual. Notamos cierto cansancio y pesadez en las piernas.

 

¿Por qué se hinchan los pies?

La salud de los pies es fundamental, porque es nuestro principal motor para desplazarnos. A continuación, ofrecemos los principales motivos:

– Sobrepeso

Las personas con sobrepeso en edades avanzadas o embarazo pueden percibir como se hinchan los pies.

– Vida sedentaria

Aquellas personas que pasan gran parte de su tiempo sentadas o sin moverse, este estilo de vida sedentaria no facilita la circulación sanguínea.

– Temperaturas elevadas

Las temperaturas altas y la presión atmosférica propician dicha retención de líquidos.

– Problemas de salud

Problemas cardíacos, renales o hepáticos o consumir ciertos medicamentos influyen también en esta afección.

 

Si los bebés no caminan no necesitan zapatos

 

Existe la falsa creencia de que los bebés tienen que llevar zapatos porque pueden resfriarse si no, y es totalmente falsa. Los zapatos infantiles en esa edad son completamente innecesarios además de muy poco recomendables, incluso en el carrito de paseo

Esto tiene una explicación lógica, si tu bebé no anda y gatea necesita adaptarse al entorno, los pies descalzos adquieren la información necesaria para del desarrollo psico-motriz, y es porque estos tienen una sensibilidad mucho más alta.

Estudios que avalan esa teoría

Éstos refuerzan la necesidad de no utilizar zapatos en esa etapa para que el bebé pueda aprender y organizar toda la información a través de todos sus sentidos.

El movimiento físico y el estímulo sensorial que el bebé recibe al gatear descalzo y al dar sus primeros pasos sin zapatos, permitirán una aceleración en la maduración y en el desarrollo intelectual del niño. Un bebé descalzo es equivalente a un bebé más inteligente.

 

El calzado plano perjudica a los pies

El calzado plano no es recomendable para trabajar porque no tiene la capacidad de amortiguar los impactos que recibe el pie al caminar. Su uso habitual favorece la fascitis plantar o dolor en la planta de los pies.

Cuando se utiliza zapato plano asiduamente puede provocar las siguientes lesiones en la salud de los pies:

1-Dificultades en la postura corporal.

2-Dolor en los músculos de los talones y pantorrilla.

3-Problemas en la espalda, los tobillos y las caderas.

Zuecos para trabajar

Los zuecos proporcionan salud a los pies para continuar con el ritmo laboral habitual sin sufrir los trastornos que provoca el uso de calzado plano.

Los zuecos:

Ayudan a la musculatura al caminar.

Facilitan el descanso de los talones.

Amortiguan el impacto con el suelo.

El calzado plano dificulta la salud de los pies, ya que interrumpe el bienestar físico. Recurrir a los zuecos es la mejor solución para los pies en el trabajo.

La reflexología podal en tu salud

En ocasiones, buscamos una manera natural y sana de curar algunas dolencias en nuestro cuerpo. La reflexología podal, una terapia tradicional china milenaria, puede ayudarnos en esto. Su objetivo es alcanzar los distintos órganos, vísceras o localizaciones del cuerpo para poder sanarlos, pero, esta vez, desde tus pies.

Cómo funciona la reflexología podal

Hay una serie de puntos en tus pies que estarán conectados con las vísceras y órganos de tu organismo y, al tocarlos, podrán incidir directamente en ellos. Este tratamiento no es un masaje, sino un tratamiento no convencional que trata de conectar con otras localizaciones de tu cuerpo. Desde aliviar dolores, afecciones o alteraciones del sueño hasta aliviar el estrés u otras enfermedades psíquicas, este tratamiento puede ser muy efectivo.

La reflexología podal demuestra que el cuerpo es un organismo cuyas estructuras están conectadas entre sí. Así, la salud de tus pies va a estar muy relacionada con la del resto del cuerpo.

Zuecos cómodos para mantener la salud de tus pies

Los pies son una de las partes más importantes de nuestro cuerpo, pero muchas veces no les prestamos la atención que se merecen. Es importante cuidarlos utilizando un calzado de calidad, unos zuecos cómodos suelen ser una buena opción. ¿Pero qué características debe cumplir un buen calzado?

Características de un calzado de calidad

1.- Material que deje respirar al pie.

2.- Zapato flexible.

3.- Talón fuerte para contener bien y no resbalar.

4.- Cuatro o cinco centímetros de tacón.

5.- Buena sujeción con hebillas, cordones o algo parecido.

6.- Utilizar una talla adecuada.

En definitiva, para que un zapato sea bueno ha de ser cómodo. Debemos notar que nuestro pie descansa y no está sufriendo.

Un tipo de calzado que cumple con las características anteriores son unos zuecos cómodos, ya que son flexibles, dejan transpirar, tienen una suela y una sujeción perfectas. Te animamos a que visites nuestra web y eches un vistazo a nuestros zapatos.

Niños descalzos, más inteligentes

Los niños la mayoría de ocasiones están deseando llegar a casa para quitarse rápidamente la chaqueta y sobre todo los zapatos. A todos los niños les encanta andar descalzo, sentirse libres y poder permitir al pie sentir el frescor del suelo y las diferentes texturas que podemos llegar a tocar con las plantas de los pies.

El pie del bebé y sus sensibilidad

Los pies del bebé son sensibles, y cuando empleamos esta palabra, hablamos de la experiencia necesaria que estos recogen con su tacto, el cual es indispensable para desarrollarse neurológicamente. La información que recogen a través de los pies es sumamente necesaria para reconocer y saber del mundo que les rodea, aprender a adquirir diferentes posturas del pie, fortalecerlo y un sinfín de pequeños pero importantísimos detalles que ayudan a formar mental y físicamente a un futuro adulto.

Calzar en exceso al bebé no ayuda en su desarrollo

Los mayores solemos calzar a nuestros bebés a menudo, privándoles de la comunicación que puedan recibir del exterior, también de poder ejercitar sus pies y su futura forma de caminar, y de la posición y movimiento de sus pies en relación con el espacio, todo ello relacionado con el sistema nervioso central.
Los medios de comunicación con los spots publicitarios, y la mala información al respecto, han hecho que al bebé hasta los 9 ó 12 meses lo calcemos de modo innecesario cuando sus acciones deberían de permitirle estar en contacto directa y continuamente con su entorno inmediato.

Estudio sobre Podología preventiva:
niños descalzos igual a niños más inteligentes,
Isabel Gentil

Un estudio desde el que se hace una dura crítica a los anuncios de zapatos para edades preandantes, y a las opiniones exageradas de los pediatras, de calzar a los bebés que o están en edad de correr, y mucho menos de endar. Se reconoce lo ya mencionado anteriormente de manera rigurosa, y explica recalcando la importancia;

  • maduración del sistema nervioso
  • interacción y aprendizaje del y con el mundo que les rodea
  • necesidad de aprender por experiencias que recibe

En definitiva, Isabel gentil en su amplio estudio, clarifica las razones del porqué no poner zapatos a niños que no tienen edad de andar, salvo para realizar función de abrigo. Estos ejercen presión, restan sensibilidad e impiden una información directa con el entorno, a la vez que un auto conocimiento constante sobre ellos mismos.