Gimnasia saludable para tus pies

El pie es la zona donde se sustenta todo nuestro cuerpo, la que soporta los impactos al andar o correr, y los que más trabajan entre nuestras extremidades, cuidarlos no es un capricho, más bien un deber. La fortaleza y movilidad en ellos, son las notas predominantes para que se mantengan saludables en nuestra vida, ya que los dolores en ellos son alarmas que debemos evitar para no tener problemas a la larga.
Existen ejercicios sencillos para realizar, que permitirán que tus pies caminen sanos por los lugares de la vida que tú elijas.

Ejercicios de Gimnasia para tus pies

El dolor de pies y todos lo relacionado con la prevención, puede siempre evitarse con dedicarles unos minutos cada semana, y en días alternos. Estos ejercicios mejorarán notablemente la musculatura, huesos, tendones y tobillos, eliminando dolores, y fortaleciéndolos. No dudes en buscar un profesional si tuvieras un dolor que persiste pese a tenerlos bien entrenados, pero la gimnasia, bien hecha, siempre está indicada por todos los especialistas.
Busca un lugar tranquilo y relajado, y cómodamente emplea unos minutos de tu tiempo.

  1. Pies y piernas abiertas a la anchura de las caderas. Haz sesiones de levantar tu cuerpo con los dedos, esto es, de puntillas subiendo y bajando los talones. Puedes apoyarte si lo deseas o ves conveniente en una barandilla o ventana. Así fortaleces los dedos, ejercitándolos en tres sesiones de 15 veces cada una, descansando un minuto entre ellas.
  2. Al revés, levanta los dedos y extiéndelos abriendo estos lo más que puedas. Estíralos separándolos unos de otros, en tres sesiones de 15 veces c/u.
  3. Consigue una pelota de tenis, o en sustitución, un rodillo. Unas veces sentado, otras de pie, colócala de bajo de la planta y masajea rodeándola unas veces hacia delante y atrás, y otras veces realizando giros en ambos pies, en tres sesiones de 15 veces c/u..
  4. Coloca una toalla bajo tu pie, y con los dedos, trata de ir recogiéndola como si la escondieras bajo de este. Haz este ejercicio en uno de ellos, para cambiar después al otro.
  5. Coloca un vaso o vasija delante de tus pies y entre ambos. reparte alrededor pero cerca de ellos piedras lisas que no tengan picos cortantes. este ejercicio consiste en coger con los dedos las piedras e ir colocándolas en el vaso o vasija.
    también puedes hacerlo con bolígrafos o lápices, alternando los pies, e incluso los
    objetos a utilizar.
  6. Gira la punta de los pies realizando círculos tanto hacia el interior, como hacia el exterior del pie, primero con uno, después con el otro.

Acompaña siempre tus ejercicios con un buen calzado que le de la seguridad y holgura necesarias para un buen y feliz caminar. Elige materiales de primera en tus zuecos sanitarios, sin perder de vista nuestra web, experta en zapatos y zuecos de trabajo.

Deja un comentario