Advertencias y recomendaciones para una buena pedicura

En verano, nuestros pies quedan desnudos la mayor parte del tiempo, y debemos cuidarlos tanto como en Invierno. No solo queda a la vista la parte estética, que desde luego, es importante, sino también el reflejo de que esta está ligada al buen cuidado y la buena salud de nuestros pies.
Para llevar a cabo una buena pedicura, hay que conocer algunos trucos para que, desde casa mismo, nos sea sencillo llevarlo a cabo.

Pedicura y su significado

Si bien es cierto, que la pedicura etimológicamente, se refiere a los pies y sus tratamientos, también es verdad que en los últimos años, se ha convertido en todo un arte, donde hasta incluso la mayoría de profesionales incluyen hasta parte de las piernas. Lo que sí engloba, es el cuidado y el embellecimiento de los pies y uñas de manera íntegra.
Los pies se pasan la mayor parte del tiempo encerrados, y es conveniente darles un relax una vez al mes. Pero en épocas estivales, podemos aprovechar e incluso aumentar los cuidados del pie, entre baños y paseos.

Puntos clave para una buena pedicura casera

Los pies deben estar con las uñas cortadas como ya hemos tratado en otra ocasión, los demás artículos que te pueden hacer falta son: lima de uñas y callos, palito de naranjo, piedra pómez, toalla, exfoliante, crema hidratante, y si deseas colorearlas, tu color de esmalte preferido o simplemente brillo.
Busca un lugar donde te sientas lo más cómodo-a posible, con los objetos a utilizar al alcance y comienza a cuidar tus pies.

  • poner agua templada en una zafa o palanca, e introducir los pies en ellos durante unos 20 minutos. Puedes poner en el agua unas gotas de esencia de romero, perfumará, calmará y ayudará a ablandar las posibles durezas.
  • utiliza tu exfoliante durante dos minutos suavemente, y aclara con el agua de la zafa, así eliminarás las células muertas de la piel.
  • Con la piedra pómez o la lima de uñas, puedes eliminar suavemente durezas y callos, sin ensañarte. Piensa que no debes hacerlo de golpe, sino también en sucesivas sesiones.
    secar bien los pies, con sumo cuidado, sobre todo entre los dedos, y por las uñas.
  • retiramos las cutículas con el palito de naranjo, y no debes cortar.
  • aplica tu crema hidratante y masajea suave pero profundamente, en tobillos, talones, y dedos, aplica doble capa de crema a ser posible, emoliente.
  • limamos las uñas para eliminar picos, limpiaremos con algodón, y volveremos a poner crema en la base de las uñas.
  • para terminar, puedes poner color a las uñas, o algún esmalte con brillo, esto las protegerá y hará que tus pies queden más bonitos para lucir y mostrar este verano.

Deja un comentario